Translate

jueves, 21 de marzo de 2013

PAN DE AVENA


 




Tengo un excedente de salvado de avena y no hago más que buscar recetas en qué poder gastarlo, y la verdad es que sólo me apetecen hacer los panes que veo, así que aquí os muestro otro pan que , una vez más, ha tenido un gran éxito entre mis compañeros de trabajo. Este además es un pan muy sano por su alto contenido en avena, para los que estén a dieta. Muy bueno, de miga densa.
Encontré esta receta en www.recetario.es y la verdad es que es muy sencillita y da un resultado extraordinario.



INGREDIENTES:
  • 300 gramos de harina
  • 150 gramos de salvado de avena
  • 1 cubito de levadura fresca
  • 250 gramos de agua
  • 1 cucharidita colmada de sal
  • 20 gramos de aceite
Echamos la levadura a trocitos pequeñitos en agua templada y mezclada con el aceite y movemos para que se disuelva bien.
Añadimos la harina, el salvado de avena y la sal y vamos mezclando todo con un cuchara de madera.
Amasamos bien la masa y la dejamos reposar en un bol tapado con un trapo hasta que doble su volumen (entre 1/2 hora y 1 hora).
Le damos a la masa la forma deseada y pintamos con un poco de agua y pegamos salvado de avena por encima. Le podemos añadir en este paso cualquier semilla para decorar.
Volvemos a esperar a que vuelva a doblar su volumen y metemos en el horno a 180º, con un vaso lleno de agua en la parte de abajo del horno para que cree vapor y se produzca una corteza más dura.
Una vez que el pan esté dorado (aprox 45 minutos, aunque ya sabemos que eso depende de cada horno) lo sacamos y lo dejamos enfriar sobre una rejilla.


THERMOMIX:
Ponemos en el vaso el agua, el aceite y la levadura y programamos 2 minutos, 37º, velocidad 2.
Añadimos la harina, el salvado de avena y la sal y programamos 15 segundos velocidad 4. A continuación 2 minutos, velocidad espiga.
Dejamos levar la masa hasta que doble su volumen(entre 1/2 hora y 1 hora).
Le damos a la masa la forma deseada y pintamos con un poco de agua y pegamos salvado de avena por encima. Le podemos añadir en este paso cualquier semilla para decorar.
Volvemos a esperar a que vuelva a doblar su volumen y metemos en el horno a 180º, con un vaso lleno de agua en la parte de abajo del horno para que cree vapor y se produzca una corteza más dura.
Una vez que el pan esté dorado (aprox 45 minutos, aunque ya sabemos que eso depende de cada horno) lo sacamos y lo dejamos enfriar sobre una rejilla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si tienes alguna duda sobre esta receta o quieres preguntarme algo, puedes hacerlo aquí. Estaré encantada de responderte..