Translate

sábado, 14 de septiembre de 2013

CALZONE DE YORK QUESO



Sábado noche y pocas ganas de salir a ningún sitio. Calzone en casa y peli. La masa que hacemos es la misma que la de la pizza. La diferencia es que el calzone va sellado, la masa se envuelve dejando dentro los ingredientes que hayamos escogido. Es como una empanada gigante. Esta forma de cocción hace que se unifiquen los aromas de los ingredientes y el resultado es....bueno, que os voy a contar de un calzone que vosotros no sepáis.
Nosotros lo hemos hecho sencillo, con sólo dos ingredientes, porque andamos un poco empachados, pero la imaginación es aquí la reina. Si queréis le podéis añadir lo que más os apetezca.
INGREDIENTES:
PARA LA MASA: (para 3 bases de pizza finita)
  • 200 gr de agua
  • 50 gr de aceite de oliva virgen extra
  • 400 gr de harina de fuerza
  • 1 cucharadita de sal
Si sólo vais a hacer un calzone, podéis congelar la masa sobrante en dos partes iguales. Ya os alegraréis de tenerla otro día. Os pongo estas cantidades porque así le tenemos el truquillo pillado y nos sale la masa como nos gusta.
PARA EL RELLENO: (para cada calzone)
  • 4 ó 5 cucharadas de tomate natural triturado
  • 4 ó 5 lonchas de jamón york cortado en tiras finitas
  • 100 gr de queso mozzarella rallado
  • orégano
  • un pizca de pimienta recién molida
MANUAL
Echamos en un bol bastante amplio el agua a temperatura ambiente con el aceite y mezclamos bien.
Mezclamos la harina con la sal, la vamos incorporando poco a poco y removemos con una cuchara de madera hasta que esté todo bien integrado. Acabamos de amasar con las manos.
THERMOMIX
Echamos en el vaso el agua y el aceite y programamos 30 segundos, velocidad 1.
Incorporamos la harina y la sal y mezclamos 1 minuto, vaso cerrado, velocidad espiga.

Precalentamos el horno a 250º.
Forramos la bandeja del horno con papel para tal fin.
Extendemos la masa como si fuéramos a hacer una pizza. Pintamos la base con el tomate natural triturado, luego rellenamos una mitad de la masa con el jamón york y el queso. Espolvoreamos con bastante orégano y añadimos un poco de pimienta recién molida.
Doblamos la masa sobre sí misma y con la ayuda de un tenedor sellamos los bordes.
Bajamos la temperatura del horno a 220º e introducimos la bandeja durante unos 20 ó 25 minutos, hasta que veamos el calzone dorado.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si tienes alguna duda sobre esta receta o quieres preguntarme algo, puedes hacerlo aquí. Estaré encantada de responderte..